¿CEPILLO DE DIENTES MANUAL O ELÉCTRICO?

cepillo-de-dientes-manual-o-eléctrico

Muchos de vosotros os preguntáis cuál es el cepillo más adecuado para vuestros dientes. Hoy vamos a hablar de los cepillos eléctricos y de sus ventajas frente al cepillo de dientes convencional.

El cepillo de dientes eléctrico

Los cepillos eléctricos están compuestos generalmente de un mango y un cabezal que puede efectuar miles de rotaciones, oscilaciones y pulsaciones cada minuto. En cuanto a qué tipo de cepillo eléctrico es mejor,  según la evidencia científica actual los que tienen un “mecanismo oscilante-rotatorio” son los más eficaces.

Como en el caso de los cepillos de dientes convencionales debemos sustituir las cerdas cada 3 meses. En este caso lo haremos extrayendo el cabezal y sustituyéndolo por otro. También existen modelos con distinta dureza o distintas características, incluso algunos cuyas cerdas cambian de color para avisarnos de cuándo debemos sustituirlos.

Diferencias entre el cepillo de dientes convencional y el cepillo eléctrico

– El cepillo de dientes eléctrico hace más sencillo acceder a los espacios interdentales, al realizar gran cantidad de movimientos por minuto. Esto lo convierte en una solución muy apropiada para personas mayores o con problemas de movilidad a los que les pueda costar llevar a cabo una limpieza dental profunda.

– Con cepillo de dientes eléctrico resulta más fácil acceder a los dientes más lejanos tales como las muelas de juicio, su mango alargado hace que sea sencillo acceder hasta estos dientes y limpiarlos a fondo.

– Algunos cepillos de dientes eléctricos incluyen un sensor de presión, para evitar que se dañe la encía y se creen recesiones al ejercer demasiada presión.

– Muchos cepillos de dientes incorporan un temporizador que nos ayuda a adecuar la duración del cepillado dental a no menos de 2 minutos. Resulta un accesorio sencillo pero que puede ayudarnos a evitar limpiezas demasiado breves.

Así pues, aunque el cepillo eléctrico ofrece algunas ventajas sobre el manual, no quiere decir que no se pueda mantener una buena higiene bucal con un cepillo manual.

Por lo tanto, sea como sea el cepillo de dientes que elijamos, es importante que mantengamos siempre una adecuada higiene dental, cepillándonos al menos dos veces al día, realizando también una buena higiene interdental y acudamos a nuestro odontólogo con regularidad para nuestras revisiones. Solo así evitaremos la acumulación de placa dental y problemas como las caries o la periodontitis.

Comments are closed.