DEL AVIÓN AL DENTISTA

vuelos

A veces, la primera señal de un diente dañado suele ser una respuesta de dolor al cambio de presión, y a pesar de la despresurización, muchas personas saben que deben visitar al dentista precisamente en un avión. La expansión de una bolsa de aire puede provocar dolor en casos de caries, dientes agrietados, gingivitis u otros problemas bucodentales. Este tipo de molestias, denominadas aerodontalgia o barodontalgia (dolor dental por cambio de presiones), se detectó por primera vez en la II Guerra Mundial, cuando los pilotos experimentaban fuertes dolores de muelas en aviones no presurizados.

En VALLÉS&VALLÉS CLINICA DENTAL realizaremos una revisión completa descartando cualquier problema bucodental para que puedas volar tranquilo estas vacaciones.

¡BUEN VERANO!

Comments are closed.